Hello pattern designers! Tal como les comenté en mi post anterior, hoy les voy a hablar sobre vender patterns y estampados a través de un catálogo abierto en la propia web. Esta modalidad es una variante posible y útil dentro de las maneras de comercializar nuestros diseños. Pero, tengo que aclarar también, que hay diseñadores a quienes esta manera les funciona y a quienes no y eso dependerá mucho de cómo tengan estructurados sus negocios y hacia qué tipo de clientes quieran dirigirse con sus portfolios y diseños.

MI CATÁLOGO ABIERTO Y MI ESTRATEGIA

En mi caso, actualmente tengo en la web mi propio catálogo abierto, que funciona como una especie de extensión de mi portfolio público; en este catálogo, los posibles clientes pueden obtener información extra de los usos de algunos de mis estampados (los que me interesa comercializar de mi portfolio público, ya que hay otros diseños que no vendo) y algunos detalles técnicos más: códigos identificativos, en qué formato se encuentran los archivos diseñados, la técnica utilizada para crearlos, etc. Mi objetivo, además, no es airear muchísimos diseños, sino crear un escaparate más dentro de mi web para que mis clientes aborden unos pocos, pero bien seleccionados diseños. Estos estampados, al estar expuestos y a la vista del público general, se venden con cesión no exclusiva de derechos; esto quiere decir que si el cliente “A” me compra el diseño “M”, otro cliente (“B”) puede comprar “M” pero no podrá exigirme que retire el diseño de mi catálogo, ya que no será de uso exclusivo suyo. De esta forma, varios clientes “A”, “B”, “D”, “R”…, etc, podrán adquirir el mismo diseño “M”, sin incurrir en ningún tipo de conflicto entre ellos. Esta falta de exclusividad (inviable para algunos clientes y mercados, pero totalemente conveniente para otros) se recompensará con un precio mucho más bajo que el que poseen los diseños de catálogo privado, o los diseños que son hechos totalmente a medida. (Nota: la venta con cesión no exclusiva de derechos no tiene por qué ser realizada SÓLO a través de un catálogo abierto, de hecho hay algunos diseñadores que venden diseños con licencias no exclusivas a través de sus portfolios privados. Si incluyen esos diseños allí y no en un catálogo abierto es más que nada porque porque no les interesa exponer mucho sus estampados. Eso sí, en un catálogo abierto será lo más lógico vender con cesión no exclusiva).

UN CATÁLOGO ABIERTO NO ES PARA TODOS

Si trabajan con una clientela que pide derechos exclusivos sobre sus diseños -costumbre más usual en mercados extranjeros o empresas de mayor envergadura, aunque también hay empresas medianas o pequeñas que cuidan mucho su imagen y lo exigen-, un catálogo abierto no les aportará mucha utilidad, ya que con tener un portfolio privado será más que suficiente, como vimos en el post anterior. Pero si no trabajan con estas exigencias puntuales, un catálogo abierto también les puede servir para aportar más información sobre las posibilidades comerciales y usos de los estampados (una prestación que podría servir de buena orientación a aquellos clientes poco informados sobre el mundillo de los estampados o con poca imaginación para aplicarlos, por ejemplo).

QUÉ APORTA UN CATÁLOGO ABIERTO
  • Mayor posibilidad de sacar mejor rendimiento económico a un mismo diseño
  • Ahorrar tiempo y horas de trabajo
  • Tener un espacio más en tu web dedicado a exponer tus estampados, de forma más enfocada hacia la venta
  • Proporciona más información técnica y comercial sobre cada diseño, lo cual podría ayudar a decidir la compra a visitantes indecisos o inseguros
ÚLTIMAS CONCLUSIONES
  • Tanto si van a utilizar un portfolio privado como un catálogo abierto, no olviden poner marcas de agua a sus diseños para desalentar el plagio (también pueden utilizar cualquier otro recurso que cumpla la misma función).
  • El portfolio debe servir para mostrar al mundo lo que son capaces de hacer a nivel gráfico y visual y debe sugerir la profesionalidad de vuestra labor como diseñadores, así que tanto en una modalidad como en la otra (privado o abierto), nunca olviden ponerle mimo, atención y calidad.

Bueno, espero que este post les haya aportado un poco de información sobre esta posibilidad comercial de nuestro trabajo, sobre todo a aquellos que tenían dudas o que recién están empezando en el mundo del Diseño de Estampados. Nos vemos en breve en el próximo post, que tengo una gran novedad que contarles 🙂

Gracias por leer -como siempre- y ¡hasta pronto!